sábado, 4 de agosto de 2018

REMADITA MAÑANERA

 No tenía previsto realizar ninguna sesión acuática en el día de hoy, pero como mi mujer tenía que preparar una mesa dulce para una boda y luego teníamos una merienda-cena a modo de barbacoa, podía escaparme dos horitas para darme un chapuzón. Sabía que iba a ser bastante complicado coger olas por las previsiones que tenemos en los próximos días, por lo que iba conduciendo sabiendo que seguramente saldría a remar. Cuando llegue a Pedreña me percataba de que había bastante viento del noroeste para mi asombro, así que tendría que buscar alguna zona resguardada si es que en la mar estaba azotando con la misma intensidad. 


A mi llegada al club, me asome a la playa para ver que las condiciones estaban bastante bien para remar, debido a que el viento no era exagerado y había poca ola, así que decidí coger la equipación de travesía de mi despacho. Esto incluye la bolsa estanca, el short John, el remo y todo lo necesario para darme una vueltecita por los alrededores. En esta ocasión tenía tiempo por lo que podría variar mi recorrido o bien hacerlo por partida doble. Mientras calentaba veía que se intensificaba el gallego así que preferí salir en dirección a la primera boya roja del puerto para sufrir al principio y venir a todo meter. Hasta ese enclave hay dos kilómetros exactos así que dependiendo de como me encontrase decidiría en ese momento por donde continuar.


En el agua, había varias clases de stand up paddle debido a que la gente se suele animar bastante a realizarlas una vez que desaparecen las ondas marinas. Por un lado, estaba Saul dando una clase a dos chicas, por otro lado, Oscar a varios alumnos de sup de olas, y para acabar, Pana tenía a dos chicas extranjeras indicándolas en la orilla los conceptos básicos para comenzar a barrer las aguas. Además me les cruce posteriormente cuando me dirigía a la isla de Los Jorganes. He coincidido con un señor con una hinchable y luego había otro supero de olas en la zona donde el mister impartía su docencia. Siento si no os saludo o reconozco porque al no llevar gafas no veo un pimiento, jajaja, es lo que tiene hacerse mayor.


Por mi parte, he estado un poco mas de una hora en el agua disfrutando de la NSP que tenemos de test en el club, con la cual he realizado siete kilómetros y medio superando los siete kilómetros por hora de velocidad máxima, no cuenta que la puse a casi trece cuando cogí la ola de salida, jejeje, seguramente ese pico lo adquiriese a la vuelta del Puntal por el pequeño downwind existente. Fui hasta la boya previamente mencionada para volver al club y de ahí a mi velódromo habitual de acudir a la Isla de Santa Marina para volver costeando. Me hubiera quedado un rato cogiendo olas porque estaba bastante bien para fluir con la allround rígida que llevaba bajos mis pies, pero preferí salirme del agua debido a que comenzaba el baile de escuelas en la orilla. 


No ha estado nada mal la sesión para darle caña al cuerpo antes de que apareciese el calor augurado en las principales cadenas televisivas en el espacio dedicado al tiempo. Es muy probable que mañana intente repetir sesión o al menos eso es lo que tengo en mente, aunque siendo un día familiar todo puede pasar, …, igual voy a disfrutar de otra playa con mis seres queridos. Lo que tengo claro es que al menos en el comienzo de la última semana pequesurfera es la única opción que tendré de divertirme en el agua, es decir, saliendo a primera hora de la mañana a remar, además de que es la única manera en la que podré conseguir una plaza de parking, jajaja, tras un mes de julio patético parece que agosto viene con fuerza llenando el pueblo. Yeahhhh… SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.