lunes, 6 de agosto de 2018

PADDLEBOARDING WITH ALEX

Ayer finalmente preferí quedarme en casa por la mañana realizando tareas domesticas, mas que nada porque la colada se iba almacenando y me tocaba coger la otra tabla para dedicarme a planchar como un campeón. Nada mas acabar entre el calor que hacía y que sería imposible aparcar en Somo, me decanté por la opción de jugar al fútbol con el enano en el parque y luego disfrutar con él en la piscina comunitaria de la urbanización de mis abuelos. Menudos inventos que hacen, le habíamos comprado en la farmacia un utensilio para que no se le moje la escayola, pero nunca pensé que aguantase tan bien en ese tipo de instalaciones. Le mantuve en la pequeña por si acaso. Tras una noche de calor infernal no sabía si tendría fuerzas para acudir a la llamada salitrera, pero como se preveía uno de los días mas calurosos del año, tenía que intentarlo y mas cuando recibía un whatsapp de Alex diciéndome si me animaba a remar por la falta de las olas.


Quedamos a las ocho en el club para ver como se abrían las puertas principales y así poder entrar en los vestuarios para prepararnos e ir al agua. Nos decantamos para remar con las paddleboard, ya que ambos estábamos algo convalecientes del fin de semana, aunque las condiciones eran ideales para salir con el stand up paddle. Él saldría con la Bark 14' y el menda lerenda con la Wetiz 10'6. Hemos realizado casi 5 km en poco mas de cuarenta y cinco minutos yendo a un ritmo tranquilo pero sin pausa. Las condiciones eran idílicas con un mar totalmente espejo. Una pasada la fauna marina que nos hemos encontrado en nuestro caminar por las aguas, menos mal que no tenemos grandes escualos, jajaja, aunque últimamente se están divisando marrajos de un tamaño asustadizo por la zona de las islas. Cuando salgo con la prone este tipo de cosas influyen bastante ya que no metes la pala cuando remas sino el brazo, jajaja, con el riesgo de que no vuelva.


Una remada a primera hora de la mañana que me ha venido genial para afrontar el primer día de la última semana del Pequesurf. Otra semana con casi treinta niñ@s que va a tener de todo: Pocas olas, calor, lluvia, olas, viento, así que tendremos que amoldarnos a cada día para sacarlo adelante y que salgan con una sonrisa de oreja a oreja todos nuestros alumnos como viene siendo habitual. Además tuve el marrón de tener que salir en directo en Radio Teiba, donde como representante federativo hablaba un poco del surf en el municipio de Ribamontán al Mar. Una muesca mas para mi dilatada trayectoria en los medios de comunicación. Cada vez hablo mas fluidamente y ya no me tiemblan las piernas... jejeje... menos mal que entramos temprano porque el calor a lo largo del día ha sido tremendo y con mi asma no se si hubiera aguantado en el agua. Mañana es muy probable que repita horario, ya que por la tarde tenemos en el centro un nuevo encuentro de Disfrutar el Mar. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.