miércoles, 6 de junio de 2018

RACE: TRAVESIA OPENWATER

Hacía bastante tiempo que no salía a remar una tirada larga por aguas abiertas. Tampoco es que sea una distancia enorme, pero bueno nos salieron doce kilómetros y medio, que para hacer tiempo que no cogía una tabla de race se nota. Las condiciones esta semana son precisamente para darle goma al remo, ya que las olas son mínimas por no decir inexistentes, menudas cabalas que tienen que hacer los monitores de surf días así. Los que hemos visto en Somo al menos salvaban la clase intentando coger alguna mini ola, pero lo que estaban en las playas del Sardinero lo tenían aún peor, los de la primera haciendo gymkanas y los de la segunda excursión de remada a la cala de Molinucos. La cosa es salvar la clase haciendo algo divertido en el medio acuático. Mañana tengo que dar clase para un colegio así que haber que se me ocurre junto a mis compañeros.


Nico iba a salir a remar por el Sardinero con la SPS SCHOOL con la intención de hacer un poco de sup fishing, así que mi idea era ir a su encuentro y charlotear un rato barriendo las aguas. Quede con Ricardo en Somo a eso de las diez menos cuarto para ver las condiciones y decidir que hacer. Mientras me dirigía por la autovía a mi destino, me llegaba un whatsapp de Alex que me indicaba que entraba con la STARBOARD SPRINT 14', así que me imagine que estaba como un auténtico espejo. Al llegar, vi a Dantas que estaba estrenando su nuevo modelo de longboard (skate) con unas medidas de mas de dos metros, ambos ejes móviles y bastante flex. Menudos derrapes que se hacía. Subimos a ver las condiciones y efectivamente estaba totalmente glassy. Alex comenzaba a remar dirección Santa Marina. Baje a cambiarme al vestuario mientras Ricardo lo hacía en la furgoneta. 


Justo cuando me encontraba a punto de sacar la tabla del almacén llego Alex y me decía que iba a cambiar a la prone (Bark 14'), por lo que si quería me dejaba la tabla. Como es una tabla que fue mía sabía como domarla, por lo que acepte la proposición bajando a la orilla a calentar. En cinco minutos había cambiado todo bastante. A partir de las islas se veía movimiento y las nubes incrementaban su velocidad dirección Francia por el empuje de las ráfagas provenientes de Galicia. Tuvimos que cambiar nuestros planes iniciales de ir a la playa de Langre al verlo previamente por ir a Santander para comernos el upwind al principio y disfrutar de un downwind a nuestro regreso. Tras el calentamiento, enfilamos hacía el Palacio de la Magdalena, momento en el que llegamos a los dos kilómetros, y comenzamos a costear hasta divisar al Pibe que venía felizmente caceando. 


Fuimos hasta el muro del Chiqui tranquilamente observando el maravilloso entorno de las playas y esa parte de la ciudad de Santander. Somos unos privilegiados comentábamos continuamente durante la travesía. Al llegar al final, subimos hasta la cala de Molinucos, continuando tranquilamente hasta Cabo Menor, pasando dicho enclave para conquistar la maravillosa playa de Mataleñas. Para mi uno de los parajes mas bonitos de la tierruca que lo tengo muy cerca de casa e intento acudir siempre que puedo para respirar aire puro y purificarme... jajaja... agua cristalina tirando a verde viendo todas las lastras y rocas... espectacular. Me imaginaba cogiendo sus imponentes olas con mi bodyboard en época invernal. Increíble una que quedaba justo en medio de la playa, creo que si la viera realmente cuando entro con las aletas a intentar domarla no me echaría, jajaja... pero es una ola que siempre me ha encantado.


A la vuelta de Cabo Menor hasta el Chiqui estaba de upwind así que incremente un poco el ritmo, ya que sabéis que es lo que mas me mola, Richard me hizo un drafting de escándalo, jajaja, para sobrepasarme como un cohete, jejeje, menudo cabroncete, parecía que le lanzaba en un sprint de la vuelta ciclista a España. Hasta la Magdalena muy cómodo con la tabla pero según dejamos atrás el canal de dicha península y la isla de Mouro todo comenzó a cambiar los vaivenes me penalizaban con la tabla que llevaba, así que decidí sabiamente bajar mi ritmo para no ir al agua, ..., alguno no lo hizo y chapuzon al agua, jejeje, le recorte algo de distancia pero según se subió de nuevo se volvió a escapar, pero bueno poco a poco. Nos lo hemos pasado genial y Álex un catacrack con la prone. Nos duchamos tranquilamente tras aclarar el material y fuimos al skatepark a probar el patín gigante de Rollstick. Un desfase como le maneja aquí el colega. El menda lerenda que es un paquete únicamente se centro en cross-step al mas puro estilo longboard llegando a un hang-five, ya que el segundo pie imposible colgar los dedos, jajaja... menudo paquete estoy hecho. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.