lunes, 30 de abril de 2018

SURF: DUELO DE CUARENTA Y SIETES!!!

No os creáis que es porque tenemos esa edad, jajaja, aún nos quedan unos cuantos años para llegar, bueno a mi no tantos, jajaja, a mi compañero de sesión un par de ellos mas le quedan para esa cifra. Lo digo porque ambos hemos entrado a surfear con la Full&Cas I-47, ese modelo que me tiene entusiasmado y que me aporta flotabilidad, estabilidad, además de maniobrabilidad. Tras haber estado toda la mañana ocupándome de las tareas domésticas, además de cuidar del enano de la casa en esta semana de vacaciones que tienen aquí en la tierruca, me desplazaba a Somo para abrir las instalaciones del Centro de Surf donde tuve una tarde bastante entretenida de trabajo para ser un día gris, frío y lluvioso. Se nota que es puente y aunque no haya sido tan bueno como lo esperábamos tras la exitosa Semana Santa ha habido bastante gente dispuesta a surcar nuestras olas.


A eso de las ocho de la tarde, justo cuando me tocaba cerrar la oficina de turismo, veía aparcar en el parking la furgoneta de Edu que le veía subir a ver las olas, según acabe de atender a unos clientes salí y le pregunte si iba al agua. Me dijo que entraba con la tabla justo delante, así que le dije que nos veíamos en el agua una vez que cerrase todo. Me puse manos a la obra, apague el ordenador, revise la sala, puse las alarmas y me fui a mi despacho para coger el traje, la toalla, las chanclas para pasar al vestuario a cambiarme. Estaba congelado, ya que me había pasado toda la tarde sentado currando, pero bueno un buen calentamiento haría que entrara en calor y entrara al agua a tope. En ese transcurso salude a Ivanito que salía de entrenar de cara al Grom Search de este fin de semana, además de a Teresa y su padre que me confirmaban que volverían a venir al Pequesurf este verano.


Las olas estaban raras como mar mezclado. No me extrañaba nada, ya que durante el día había habido muchos cambios de tiempo, de viento y al estar bajando la marea se veía que había que escoger bien la ola para que no te cerrasen. Al fondo, veía como caía un aguacero de los buenos entre las islas de Mouro y Santa Marina. Esperaba que no llegase a costa, ya que el viento parecía que lo desplazaría dirección francesa, pero en mitad de la sesión cambio el viento devolviéndonos la cortina de agua que cambiaban de nuevo el escenario. Había que aprovechar porque solamente teníamos una hora de luz, bueno en mi caso, un máximo de cuarenta minutos, debido a que entre que me cambie, charle con la gente y calenté es el tiempo que me quedaba. Me puse como objetivo la media docena de olas viendo el percal existente y de ahí todo lo que consiguiese sería un éxito.


Como os comentaba, casualidades de la vida ambos entrabamos al agua con el mismo modelo de tabla, aunque diferentes medidas. Para que sepáis algo mas de la tabla os pongo lo que dice de ella la página web de la marca (pincha aquí si quieres ver su web): Un modelo muy interesante dentro de la categoría I-INNNOVA, siguiendo con la tendencia de hacer tablas con mucho volumen en reducidos tamaños, mantenemos la idea de afilar las puntas para no tener que desplazar tanta agua a la hora de arrancar con la remada, también hemos querido mantener anchuras por encima de 22” y para facilitar la transición de canto a canto hemos metido un notable cóncavo en el deck de la tabla para que una ligera presión tanto de los dedos como en el talón del pie delantero facilite el balanceo, cierre un poco más los giros y en definitiva consigas más velocidad que es de lo que se trata.


Finalmente, me cogí ocho olas, aunque siendo sincero solo disfrute en seis de ellas, ya que la cuarta fue un cerrote y la quinta me cerro cayéndome en el giro forzado contra la espuma. La primera un buen giro a la contra la espuma, la segunda, sexta y séptima derechas bombeando con algún recorte, la octava una izquierda con un par de recortes, siendo la tercera la mejor ola del baño, una derecha con un giro en la parte principal de la ola, un cutback y un choque contra la espuma al final tras estar bombeando. Una sesión de última hora entretenida que me ha permitido retornar al agua en una semana que lo voy a tener complicado. Mañana, el sábado y el domingo fijo que no puedo hacer nada, debido a que tendré obligaciones familiares y laborales, así que solamente podré intentarlo los otros tres días. Espero que se alineen los astros permitiendo disfrutar de sesiones salitreras.


En cuanto a las noticias internacionales, deciros que únicamente hemos tenido representación femenina en dos de las tres carreras del circuito internacional de la Paddle League que se han disputado durante el fin de semana. Por un lado, la mallorquina Laura Quetglas esta siguiendo los majors, tras su décimo puesto en la Carolina Cup de la semana pasada, en esta ocasión alcanzaba un sexto puesto en Maui demostrando que el nivel ha subido muchísimo y habrá que ir poniéndose poco a poco las pilas o veo que nos va a costar mucho estar entre los mejores países en el próximo mundial. Por otro lado, en Florencia se desarrollaba una prueba regional de dicho circuito privado recién creado, donde la catalana Susak Molinero alcanzaba la segunda plaza por detrás de la favorita Olivia Piana. Habrá que seguir trabajando poco a poco pero queda mucho por hacer en nuestro país aún... SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.