jueves, 26 de abril de 2018

SUP TRAVESIA: MACHACÁNDONOS!!!

Clásico día en el que sales del agua y te preguntas pero por qué te das estas palizas si realmente lo que te gusta es disfrutar del entorno, de los compañeros de travesía y de desconectar barriendo las aguas, pues es muy sencillo, ya que "sarna con gusto no pica", es decir, todos los deportes acuáticos que practico regularmente me generan una paz interior, una felicidad y un bienestar que tengo que acudir cada día a su llamada... vamos la mejor droga sana que existe. Tras hacer el llamamiento, nos juntamos cinco amantes del surf a remo, todos con las mismas inquietudes de disfrutar haciendo lo que mas nos gusta: remar. La quedada era a la una del mediodía en el embarcadero de Somo. Nos íbamos a encontrar la marea subiendo con fuertes vientos del nordeste que haría que cada tramo tuviera unas condiciones diferentes. Al final, realizando unos 13 km y el loco de la pradera 18 km, en dos horas, se podría decir que hemos hecho una pequeña Carolina Cup, ya que hemos tenido tramos de downwind, de upwind, de glasazo total e incluso de sidewind.


Al subir la ría, hemos llegado el grupo de cola hasta la vaquería, se formaron dos grupos. Por un lado, Ricardo (Naish Javelin 14') y Eduardo (NSP DC12'6 sonic) iban como un tiro drafteando. Y por otro lado, Paco (Naish Javelin 12'6), Javi (SPS R11 -rígida 11'6") y el menda lerenda (SPS touring pink 11'6). Comencé a remar tranquilamente con la intención de ir entrando en calor cogiendo mi ritmo de crucero y haciéndome a la tabla que ha cambiado brutalmente su shape siendo completamente diferente al que han hecho en las temporadas anteriores. Ahora es una tabla muy estable pero mas lenta que sus predecesoras o al menos es la sensación que me ha dado con su pedazo de cola squash que tiene. No es que me haya disgustado, ya que tengo muy claro cual puede ser su target en el mercado, pero evidentemente iba en desventaja para un día que vi que quería darse caña, debido a que salieron todos como cohetes. Fui en la cola bastante tiempo viendo como se iban todos poco a poco. La idea era ir controlando mi cansado cuerpo sabiendo lo que me iba a encontrar durante el trayecto.


La zona del puente hasta la primera curva fue un sálvese quien pueda con un downwind extraño porque te tiraba hacia la barquería y no podías surfear las olas que se formaban por el viento si querías ir por el cauce del río. Una vez llegados a la zona del embarcadero de Somo-Boo nos encontrábamos un glassy el cual agradecimos enormemente, momento en el que sobrepase a Javi y fui reduciendo distancias a Paco el cual aguanto como un titán hasta que conseguí darle caza antes de llegar al convento de las Trinitarias en un interesante Upwind. No veáis que importante en este tipo de travesías es leer el río, el viento, las corrientes e intentar hacer un drafteo como el que llevaban los del grupo delantero. Al coger la recta de la depuradora volvían a cambiar el escenario teniendo un sidewind no muy molesto que ayudado por la marea nos hacía subir bastante bien. Al llegar al embarcadero destruido de la vaquería decidimos dar la vuelta una vez que nos rejuntamos todos. Aunque Ricardo decidió hacer largos en esa zona al estar mejor para remar. Por lo tanto, la bajada se formaron otros dos grupos, por un lado, las 12'6 de Edu y Paco bajaban delante, mientras que a unos dos cientos metros lo haríamos las 11'6 con una interesante charleta.


Hasta la recta que enfilas al puente todo bien, ya que esa zona fue un auténtico suplicio con un upwind muy duro que tras tanto tiempo en el agua se hacía un suplicio. Aquí nuevamente diferentes estrategias, por un lado, Paco y Javi bajaron pegados a Somo-Boo para apearse en el deposito y cruzar la carretera hasta llegar a los coches, luego Ricardo bajo pegado al campo de golf, mientras que Edu y el menda lerenda hicieron campo a través por mitad del canal comiéndonos todo el viento sufriendo como perros... jajaja... me es lo que me gusta... sufrir en el maturrango pantanero. Acabamos todos con una sonrisa de oreja a oreja pero desechos tras estar dando goma durante dos horas. Menuda picada que llevaba alguno, jajaja, menudo ritmos... que pena no tener una tabla competitiva para poder dar cera a alguno o al menos estar dando guerra. Iba vendido con la colchoneta flotante que llevaba pero me he divertido mucho, tanto en los tramos en los que iba en grupete donde aprendía viendo a los demás remar e intercambiaba impresiones, como en los que iba en solitario batiéndome conmigo mismo gestionando mis fuerzas y sobretodo mi fortaleza mental.


Mañana última oportunidad para mi de entrar al agua, debido a que llega el puente y le destinare a estar con la familia y los amigos, además de que no pinta muy bien las condiciones, de hecho mañana estará bastante complicado y no se si podré entrar. Para remar no lo veo con tanto viento y siendo del gallego pues como que la playa estará desfasada. Pero uno nunca pierde la esperanza y siendo un enfermo salitrero nunca se sabe... jajaja... bodysurf, bodyboard, corchopan, kneeboard, surf, longboard, sup o quien sabe que otra locura puedo llegar a desarrollar con el único objetivo de cabalgar sobre las aguas... antes de acabar, agradecer las visitas inesperadas de Juanma y Jesús a nuestra salida del agua, siempre gusta que otros amantes del remo aparezcan en la charlotada final. Si finalmente no os escribo mañana porque no hago nada, desearos un buen puente y si puede ser en el agua mejor, aunque lo mas importante es que os sirva para romper con vuestras rutinas habituales con el objetivo de que carguéis vuestras pilas (bueno ahora ya vienen los críos con baterias) estando con los vuestros... SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.