viernes, 17 de noviembre de 2017

LONGCHOPAN: SESION RELAMPAGO

Como os he estado comentando las últimas semanas, estoy cursando el bloque común del nivel 2 de Técnico Deportivo en Surf, o lo que es lo mismo terminando mis estudios academicos de entrenador, aunque evidentemente esta profesión es tan cambiante que tendré que estar continuamente formandome para nutrirme de conocimientos que me sigan haciendo avanzar, mejorar y no estancarme en mi forma de instruir a mis padawanes. Estoy aprendiendo muchas cosas que no se si me serviran en el día a día o que tendré que adaptar a nuestro deporte, pero lo que si tengo claro es que para algo me van a servir, aunque una de las cuestiones que mas se me están planteando son la variedad de posibilidades que se nos presentan en un deporte tan poco desarrollado como es el nuestro de cara a la inclusión en los deportes olímpicos. Opciones tendría muchas de expansión, pero evidentemente las complicaciones laborales, personales, familiares, culturales y geográficas, hacen que se reduzcan considerablemente. No se si el resto de compañeros, están viendo las numerosas posibilidades laborales que se nos presentan a ráiz de este cambio en la concepción de nuestra disciplina deportiva, pero si fuesen algo habiles tienen un abanico de posibilidades tremendo. No os voy a dar pistas, pero existen en muchos campos aún inexplorados o poco explorados en cualquiera de las disciplinas surferas que requieren de ello.


Tras realizar diferentes gestiones por la mañana en el Centro de Surf, como han sido atender la oficina de turismo, dando información tanto local como regional de que hacer en los próximos días, o supervisando y recogiendo el material utilizado en la asignatura de 3º de la Eso en el IES Las Llamas, o preparando la sala multiusos para la conferencia que realizara mañana la Asociación Disfrutar el Mar, tenía únicamente un intervalo de hora y media para entrar al agua antes de acudir a la Casa del Deporte de Santander para escuchar las ponencias de los profesores. Teníamos una parte de Bases del Entrenamiento, donde estamos viendo la parte anatómica principalmente, y luego "Deporte y Genero", es decir, como ha sido, es y será la incorporación de la mujer en el deporte. Así que tenía que motivarme en el agua para ir relajado para afrontar las seis duras horas de clases seguidas. Para ello, subí a ver las condiciones y como veía las olas algo suaves con la llegada de la pleamar, decidí sacar a pasear uno de los corchopanes. El tamaño de las olas había bajado considerablemente comparándolo a los dos últimos días, por lo que seleccione un 9' para dejarme deslizar por las ondas marinas e intentar hacer un surf clásico compaginándolo con maniobras del longboard, es decir, noseriding. Baje sin invento porque Alex me decía que no me iba a ser necesario, pero según me puse a calentar vi que lo de la tendencia actual del logging no va conmigo y me di una carrera hasta el club para coger uno.


Realicé un calentamiento bastante acorde con mi estado de forma, edad y adaptado a mi sesión con el objetivo de entrar en calor activando todas las partes necesarias para la actividad física que iba a desarrollar. Hice evidentemente bastante hincapie en la parte de la rodilla que me molesta y en aquellas partes del cuerpo que mas problemas me dan habitualmente. Hay surfistas que me ven y me dicen que parece que voy a jugar un partido de futbol, pero desde que hago este tipo de calentamientos no sufro nada en el agua y no me he lesionado nunca, así que de momento seguiré con mi rutina habitual, cambiándola en función de las condiciones, disciplina y para que no sea monotona y aburrida cada vez que me planto en la playa para entrar a surcar las olas. Me posicione bastante bien para estar situado en una ola muy concreta que entraba de vez en cuando y que tenía mas o menos controlada en tiempo tras mi observación previa mientras ejercitaba en la orilla. Es fundamental la lectura del terreno de juego antes de acudir a él. Se que estoy hablando de muchas cosas que tenéis claras que hay que hacer, pero os las recuerdos porque generalmente vais al agua sin referencias, sin saber donde están las buenas olas para vuestro nivel y sin calentar por el que dirán. Cuando lleguéis a mi edad o la superéis pensaréis totalmente distinto, ya que opinaréis que es fundamental este tipo de cuestiones antes de daros un baño. 


He estado unos cuarenta minutos en el medio acuático, habiendo cogido como mucho diez olas, tal vez ni haya llegado, estando mas cercana de la media docena, pero todas ellas muy bien seleccionadas y disfrutando a tope en cada una de mis cabalgadas. Posiblemente, las mejores hayan sido las que he cogido enfrente de donde colocan la silla de los socorristas al margen derecho de la entrada a la playa desde el club. En ese lugar, he coincidido con dos socios, David y Chuchi, dos longboarders goofies que me han motivado para darlo todo encima de la tabla soft con la que he fluido en esta ocasión. No he conseguido llegar al nose de la tabla en cuatro pasos como mandan los cánones, porque creo que lo he hecho en tres, pero me he mantenido durante prácticamente toda la ola, distribuyendo bastante bien los pesos y sabiendo cuando tenía que deshacer o hacer una maniobra. Además de que he conseguido acabar algún que otro floater de finalización. He salido bastante contento de mi actuación fugaz, aunque apenado de no haber podido estar mas tiempo disfrutando en el agua y mas cuando sabía que hasta el lunes como pronto no podré entrar de nuevo a una sesión acuática. Los próximos quince días lo tendré incluso mas complicado porque a parte de mis obligaciones laborales y familiares, se me ha sumado que tengo inquilinos en casa, por lo que tendré que regresar a casa a toda pastilla para intentar ser un buen anfitrión. Mas que nada, porque cuando vuelva a ir a Estados Unidos, deseare lo mismo para mi familia, jajaja... hoy por vosotros y mañana para nosotros... hay que sembrar... jejeje.... SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.