viernes, 3 de noviembre de 2017

ENTRENO RELAMPAGO!!!

Como ya sabéis, si me leeis habitualmente, he cambiado mi horario habitual de atención al público en las instalaciones del Centro de Surf de Somo, donde además de atender el club municipal destinado a todas las modalidades del surfing, llevo la sede a pie de playa de la federación y la oficina de turismo local en época invernal, por lo que mis sesiones a partir de ahora cambian radicalmente de horario teniendome que ceñir en horario de tarde a dicho cometido con lo que ello conlleva de horas de luz combinado a otros menesteres. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas esta decisión que llevaba intentando conseguir desde hace años y que por fin he sido escuchado. Yeahhh. Ahora se me acentua un poco todo, porque hasta final de año tengo que terminar mis estudios de nivel 2, es decir, la máxima titulación oficial a día de hoy que hay de nuestro deporte. Renovarse o morir, o reciclarse para seguir mejorando o avanzando en la docencia de nuestras disciplinas deportivas. Es un nivel que te enseña a gestionar y/o entrenar un equipo. No es mi intención ni mucho menos, pero creo que es fundamental para muchas de mis ocupaciones actuales, tanto para desarrollarlas como para entenderlas. Hay que avanzar poco a poco y siempre se aprenden cosas muy utiles de estos grandes profesionales de la docencia o de sus respectivas especialidades. Con todo ello, saliendo a las dos de trabajar y empezando las clases a las cuatro, teniendo que desplazar de Somo a Santander, solamente tenía una hora para realizar una sesión de agua. 


Como las condiciones eran de platazo total y no teniendo mucho tiempo, solamente podía salir a remar por la parte de la playa. Había viento de componente norte con subida de la marea, así que la mejor opción era copiar la travesía realizada por Javi una hora antes donde acabo con un tiempo de 44 minutos. Tenía la motivación de intentar superar su gran tiempo. En cuanto a las condiciones no sabría decir quien lo tenía mejor o peor, ya que no vi exactamente todo el tiempo que él estuvo en el agua, evidentemente a mi me salto algo mas el viento, pero lo guapo es que iba a hacerlo con el mismo material que él, así que ninguno partiría con ventaja. Iba a haber salido con la allround y el remo de escuela que poseo actualmente, pero se ofreció a dejarme su pepinaker amarillo/negro para surcar las aguas y mi antiguo remo quiversup que tantas buenas satisfacciones me dio en el pasado. Así que salía con una motivación extra al llevar buen material, ya que últimamente remo con lo puesto, jajaja, ¿a nadie le interesa patrocinar a un paquete multidisciplinar cuarentón?, jajaja... mejor no contestemos a esta pregunta... jajaja... no me extraña... jajaja... el problema es que todo mi dinero actualmente va destinado a sobrevivir. Ya llegaran mejores momentos donde pueda volver a adquirir material para el divertimento, pero evidentemente ahora mi prioridad es totalmente otra que pasarmelo bien con el mejor material de última generación... vamos que con una puerta soy igual de feliz fluyendo por el medio acuático. No soy nada exigente en definitiva.


Para empezar la sesión, me prepare psicológicamente en el vestuario para superar el reto adecuandome el material (ropa) para las condiciones reinantes. Posteriormente, acudí a la playa para hacer un calentamiento con las cuatro partes aprendidas en el área de "bases del entrenamiento deportivo", es decir, volteos, desplazamientos, fuerza y desentumecimiento. Para pasar a la fase de agua una vez alcanzado el nivel óptimo de entrada en calor tras diez miutos ejercitando en la orilla. La ida fue con viento en contra y vigilando la entrada y salida de grandes embarcaciones. La vuelta con viento y corriente lateral que me desplazaba hacía la derecha de mi objetivo continuamente, además de tener que cruzarme con dos embarcaciones. Un barco a motor con cañas al cual supere y un velero llamado "surfing" que casualidades de la vida era de Quico y Ana que pasaban divirtiéndose en un día ideal para disfrutar del mundo de la mar. Un saludo desde estas breves líneas, ya que se que es un fiel seguidor de este humilde bloguero. Me hizo mucha ilusión verles pasar, a pesar de frenar mi ritmo y ver peligrar mi objetivo de reducir el tiempo de mi compañero de fátigas. Finalmente: lo conseguí!!!, pero no por mucha diferencia, menos de dos minutos pude rebajarlo. Así que salí muy contento del fugaz entrenamiento. Tras aclarar el material, pase a ducharme rápidamente para reponer algo de fuerzas comiendo un plátano e hidratándome, para salir pitando a la Casa del Deporte, es decir, de sede a sede y tiro porque me toca...


Para concluir la tarde, me tocaba junto al resto de compañeros de las tres últimas ediciones de bloque específico de surf de nivel 2, asistir a seis horas intensas del área mas extenso del común, como es el área del entrenamiento anteriormente mencionado. Menos mal que el profesor, Javier Cubero, hizo parte de teoría con nuestra participación, ejercicios, parte práctica y nuevamente parte de teoría con nuestra implicación. Lo mejor la práctica en la pista de multideporte que se encuentra justo enfrente. Una pena haber ido en vaqueros, porque aunque lo di todo, no estaba lo comodo que me hubiera gustado. Lo primero nos hizo un calentamiento con ejercicios individuales y otros con compañero para pasar a una partidillo de futbol sala, donde mi equipo bien dirigido desde la portería por el menda lerenda gano 3-0, jejeje... luego no puso de ejercicio una tanda de penalties, donde tras realizar tres paradas, un balón que se fue fuera directamente aunque adivine el sitio y encajar dos goles, me tocaba lanzar el penalti decisivo con empate a dos siendo el último lanzador tras haberlo hecho todos los compañeros de campo. Tenía la presión bajo mis pies e imaginaros el momentazo ambiental que se daba en ese momento en la pista. Así que me dispuse a lanzar el penalti, realice una paradiña y zasca golllllll... nos volvimos a llevar la victoria... jajaja... ya sabéis que para mi lo importante fue realmente el compañerismo, el ambientazo, el buen rollo y la unión de gente de diferentes playas, escuelas y modalidades surferas en una pachanga futbolística donde se veía que todos eramos unos paquetes buenos, jajaja... 


Mañana y pasado enclaustrado de nuevo en las aulas aprendiendo un poco de bases del entrenamiento, deporte adaptado y legislación. Otras catorce interesantes horas lectivas que espero dejen alguna anécdota interesante como la que os acabo de narrar brevemente. Una pena porque el sábado por la mañana pintaba muy bien para salir a remar y el domingo para enfrentarse a olas en lugares resguardados tipo Laredo o Sardinero. Realmente lo que mas me fastidia es no poder acudir a la llamada del Mascaret que igual hay varios superos cántabros que van a desafiar a ese portento fenomeno surfero francés. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.