viernes, 21 de julio de 2017

EXPERIENCIA INOLVIDABLE!!!

Esta semana he acabado reventado, tras trabajar diariamente doce horas, debido a que continuo de lleno con la ludoteca surfera por excelencia en la región y posiblemente del mundo, ya que no se si se realizara nada similar a nivel planetario. Posiblemente habrá muchas cosas que mejorar, pero los feedbacks esta semana han sido inmejorables con la satisfacción plena de los niñ@s y los padres/familiares, así que muy contento por el arduo trabajo que conlleva lograrlo en las nueve horas diarias, donde no puedes bajar los brazos ni un segundo y tienes que estar a tope en todo momento. Estoy muy contento en líneas generales de como esta saliendo todo en esta séptima edición del Pequesurf. Ha habido muchos cambios de proveedores, dinámicas, horarios y realización, pero esta resultando para mejor como cabía esperar a priori, aunque siempre dudas de lo nuevo y desconocido. Así que habrá que seguir las próximas semanas a tope para que los alumn@s sigan disfrutando de las olas, la playas, la convivencia, las actividades y el buen rollo...


Pero eso no es lo que ha hecho que haya sido una semana inolvidable sino las clases que he impartido a la finalización del campamento para la ESCUELA. Quiero agradecer a los alumnos por haberme escogido para volver a disfrutar del mar como lo hicimos el año pasado. La idea era haber realizado sup de olas toda la semana, pero viendo las previsiones y habiendo realizado la primera clase en esa disciplina, vi mas acorde cambiar al surf convencional donde hemos disfrutado como enanos. No se si han disfrutado mas ellos de las sesiones o el menda lerenda. Cada intervención o colocación en las espumas era un reto. Me he centrado en hacer poco en tierra para no aburrirles contándoles siempre lo mismo aunque siempre he hecho hincapié en las cosas necesarias que deben saber para no sufrir en el agua y aprender lo básico de nuestro terreno de juego. Vamos que me he centrado en el conocimiento del medio, en la seguridad y evidentemente en la técnica con una puesta en pie acorde a su edad. Evidentemente, sin olvidarnos de un calentamiento dinámico adaptado a sus necesidades. Lo mejor que en todo momento ha reinado el buen rollo, las buenas charlotadas, las risas, el amor del uno al otro que me le han contagiado... unas sesiones entrañables y que no olvidaré en mi vida. 


El miércoles tuvimos olas pequeñas con viento del gallego algo molesto con llovizna, donde pudieron aprender o intentar a cogerlas con autonomía. Un reto que nos costo pero que pudieron alcanzar con mucho esfuerzo y tesón. Coincidimos con otra escuela y disfrutamos todos de una zona acorde con el nivel de nuestros alumnos. El jueves cambio imprevisto de las condiciones. La mar se había enfurecido y las olas sobrepasaban el metro de serie en la zona del barco. Tuve que llevarles un poco mas allá para salvar las corrientes y encontrar una espuma que viniese suave para poder ponerse de pies sin dificultad. Él consiguió coger olas con autonomía tras mis consejos en este tipo de condiciones, mientras ella seguía con mi colocación para disfrutar de buenas cabalgadas. También coincidimos en la zona escogida con otra escuela con dos alumnos extranjeros de iniciación, a parte del equipo de tecnificación de la Escuela y lo que creo que era el equipo de Northwind desafiando las olas. Otras jornada interesante salvada con éxito.


Hoy, hemos tenido la oportunidad de ver como las condiciones mejoraban algo con olas mas acordes para su edad, nivel y estado físico. Así que hemos tenido una gran jornada de olas hasta que me corte en el pie y tuvimos que salirnos. No ha sido grave pero muy molesto por el escozor con el salitre. Menos mal que fue al final de la clase quedando a penas cinco minutos para salirnos, pero me he quedado con mal sabor de boca, aunque ellos estaban encantados con la sesión. Lo mejor que conseguí en varias olas que ella desarrollara lateralidad y que él pudiera coger sus primeras olas dejando ya atrás la fase de espumas solventada con éxito. Cinco días entrañables, inolvidables y que quedaran en mi retina por mucho tiempo. Concluimos en la escuela comiendo unos pasteles que nos habían llevado, así que un colofón de fiesta espectacular. Para acabar deciros que este tipo de experiencias me demuestran que "Nunca es tarde para conseguir tus sueños o tus retos, así que no dejes de intentarlo. No te pongas barreras a ti mismo". SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.