sábado, 15 de julio de 2017

BAUTISMOS SUPEROS PARA EL CAMP!!!

Hoy tenía dos clases de SUP para la escuela, una a las doce del mediodía con los chavales del camp y otra a las seis de la tarde con una pareja que quería una travesía de iniciación. Así que me traslade temprano para trabajar en los preparativos de la cuarta semana de la ludoteca surfera, Pequesurf, en la que contaremos con treinta y seis jóvenes surferos, es decir, volvemos a los números lógicos y perfectos para que todo salga genial. Según acabe, me pase por la escuela para mostrarles un artículo que ha aparecido el jueves en la prensa que afecta a las escuelas del municipio y del que se sacan muchas conclusiones. Momento en el que el responsable de la misma, Sergio, me decía que me preparase que salía con el grupo de surf de las diez, así que como tenía dos clases seguidas y Sául también, les dije que sería mas conveniente que uno se centrase en el SUP y otro en el SURF, para no estar cambiando de disciplina y zona de la playa. Como la de él era una particular con la que llevaba toda la semana lo mas lógico era que se hiciera el cargo de las de surf y el menda lerenda de las de sup. Y así fue. Así que me cambie rápidamente para terminar de preparar el material y al grupo. Lo único que no me gusto es que él había decidido hacerlo en la playa sin analizar las previsiones y me tocaría comerme el marrón de la subida del viento que estaba prevista, pero bueno al tratarse de una clase modelo multiactividad o grupal, es decir, un bautismo donde reina la diversión no me preocupaba en demasía.


La primera sesión con el grupo de mayores del intensivo fue muy divertida, amena y donde primo las risas y el buen rollo. No había mucho viento en ese momento, así que todos consiguieron ponerse de pies a la perfección y remar un poco por la zona, aunque no quise que saliesen mucho centrándonos en estar cerca de la orilla para coger el truco a esta disciplina surfera, además de que los mas osados probaran a coger olas. Sin decirles nada lo intentaban de todas las maneras posibles consiguiendo cabalgarlas. Como aún no estaba puesta la zona de bañistas pudieron andar a sus anchas sin molestar a nadie. A mi me toco dirigir la RedPaddle XL, donde nos lo pasamos genial remando al abordaje de los que iban en tablas individuales o bien cogiendo alguna olita. Al hacer el cambio con el otro grupo, volví a la orilla para las explicaciones básicas y necesarias antes de ir al agua, ..., ya me di cuenta que este grupo sería mas complicado por su edad mas baja, su poca prestación de atención y porque las condiciones se estaban torciendo. Así que decidí separarles en los que ya lo habían hecho alguna vez que irían con Nayra y Pablo al agua vigilados en todo momento como de si un rebaño se tratase. El grupo sin experiencia atendieron mis explicaciones e hicieron lo que pudieron entrando en ese perímetro de seguridad que habíamos creado. Algunos conseguían ir tumbados, otros de rodillas y los mas hábiles de pies. Hubo un rato que incluso todos iban de pies aunque la subida del viento hizo que nos saliésemos antes de tiempo. Es lo que tiene saber que la zona para el desarrollo de este tipo de actividad surfera no es el mas adecuado con este tipo de previsiones. Me toco volver a llevar la tabla gigante que en esta sesión no pudo hacer mucho porque las niñas eran muy pequeñas y las costaba remar, así que al menos se dieron un breve paseo para jugar en las olas y saltar de la embarcación. 


Salieron todos muy contentos, cansados y salvamos la mañana desarrollando una actividad incluida en su programa semanal. Al acabar de recoger me fui al club para cambiarme y comer algo. Como tenían tiempo muerto en su hora de picnic les puse un documental sobre la vida de Clay Marzo, ese surfista que en el año 2007 le diagnosticaron Asperger y que surfea como los ángeles, donde pudieron descansar antes de acudir a la playa de nuevo. Ya han comenzado las actuaciones (ahora se llama así al arte urbano o callejero o a las pinturas desarrolladas por los grafiteros) en los muros del Centro de Surf, de momento la verdad es que no me gusta mucho como esta quedando, pero bueno esperaremos al final del proceso para ver su resultado final y poder dar una valoración mas objetiva. Como ya había desarrollado las dos clases que tenía planeadas para la jornada del sábado, decidí cederle mi clase de última hora de la tarde a Saúl que tenía previamente otra de sup y así poder ir con mi hijo a disfrutar en el cine de la película Cars 3. Mi compañero me lo agradecería enormemente porque terminaba la jornada con cuatro clases con lo que monetariamente conlleva y mi hijo también porque pasamos poco tiempo últimamente. Así que jornada de chicos disfrutando del séptimo arte. Mañana de momento tengo una clase de surf a las once y luego a la tarde reunión de monitores en la escuela para analizar los quince primeros días del mes. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.