miércoles, 20 de abril de 2011

Desvirgando Pontejos…

Nuestro gran amigo, Nico, que la semana pasada me compraba mi vieja GONG quería estrenarla en frente de casa y estas son sus palabras y fotos de tal hazaña… (fotos cortesía del Centro de Estética Silvia de Santander)…

¨Siempre que me he subido a un paddle, ha sido para hacer una travesía. Es lo que mas me gusta, ya que a la hora de las olas el kneeboard es lo mío. Pero gracias a Pedro y todos los amigos que lo practican, me he ido enganchando con este remo, buscando y encontrando algo que me proporciona...tranquilidad. Así pues la travesía es mi modalidad favorita del Stand Up Paddle y el tener una ría cerca de casa...es una oportunidad que no se puede dejar pasar. No tenía registros, ni imágenes ni nada similar de que la Ría de Astillero y Pontejos haya sido supeada...así que mis ganas de poder disfrutar de esta oportunidad eran enormes; y esperé hasta el día de mi cumpleaños para poder hacerlo realidad.

Debido a mi agenda apretada de este día, los únicos momentos de que disponía para supear era por la tarde. Pero se torcía todo cuando entró bastante viento del este, viendo con una cara de deprimido como las banderas del astillero de Pontejos se agitaban a lo bestia. Bajón enorme y no dejaba de mirar por la ventana de mi casa hacia la ría...esperando un milagro.

Y en el momento en el que ya iba a pasar página y a esperar otro día, el viento amaina y cambia la situación. Observo detenidamente que desde el muelle de piedra de Pontejos hasta el puente de San Salvador, el agua no estaba tan chopy como en el resto de la ría...y además de que había que coincidir con la plea para que las condiciones de travesía fueran las adecuadas, el coeficiente era muy alto; pudiendo así acercarme más a los laterales de la ría y evitar el fuerte viento. Así que a toda leche me puse el traje en casa y a eso de las 16:35 estaba saliendo por la puerta del garaje al agua.

Una vez ya puesto de pié sobre la Gong y con la adrenalina a mil por la situación de supear donde vivo, me dejo llevar por la corriente remando poco a poco hacia el puente de Astillero. Ya con la situación estable y controlada, me acerco al Club de Remo del Astillero observando su entorno y el parque a tope de gente con sus barbacoas y litronas jejeje. Como intuía, he podido llegar hasta el puente de San Salvador por donde pasa la Autovía...y tuve que detenerme en ese punto, ya que el viento en esa zona hacía un chopy muy feo. Aprovecho pues para sentir el impresionante ruido de los vehículos al pasar por el puente, para luego cambiarlo por el agradable sonido de los pájaros en la zona de Pontejos y Simsa. Por suerte, también añadir, no he tenido tráfico de traineras o canoas...siendo muy habitual este tipo de deporte en esta ría. Pese a que el agua no es tan clara como en otras zonas acuáticas, se podía observar bastantes peces y especies vegetales; aunque quiero destacar la impresionante estampa de estar de pies en el agua frente a Peña Cabarga...buaff...en invierno con aquello nevado puede ser impresionante!!.

Sigo mi recorrido entre las barcas amarradas, vigilando siempre la profundidad del agua que tengo y cuidando de que la quilla de la Gong no se lleve ningún golpe. Mi intención era finalizar el recorrido observando de cerca la Isla de Pedrosa de Pontejos o acercarme a los Astilleros, pero esas zonas también estarían complicadas por le fuerte viento del este. Así pues terminé mi primer recorrido por esta ría cerca de los juncos que se aprecian al lado de la carretera y mirando como algunos coches se quedaban flipando viendo un armario sobre una tabla roja en medio del agua jejeje...y Silvia con la cámara de aquí para allá. Cambia mucho la perspectiva de una travesía cuando tienes cerca carreteras, parques e incluso edificaciones ...e imaginaros el tener las grúas de unos astillero a pie del agua. Podría parecer ruidoso o estresante...pero créanme que es todo lo contrario.

La travesía finalmente ha sido un éxito y me lo he pasado genial, que es lo importante; sabiendo que he podido hacer realidad algo que deseaba desde hace tiempo y pretender seguir conociendo esta zona. Importantísimo saber el punto de mareas y coeficientes; porque la altura del agua cambia en un plis-plas. Además, en mi siguiente supeada pretendo acercarme a la Isla de Pedrosa o las Marismas de Astillero para observar muchas aves...pero poco a poco.
Quiero agradecer a Supcantabria por hacernos más fácil todo este sueño que estamos viviendo, a mis compañeros de agua que me dan mucha vida, y por supuesto a mi pareja Silvia que siempre esta ahí para sacar esas preciosas fotos y aguantarme. Muchas gracias por leer estas líneas y a seguir explorando con el Sup!!!¨

Muchas gracias pin por enseñarme el Sup y poder colaborar en esta página....abrazos!!!

De nada campeón… sin vosotros esto no sería posible… espero que los demás se animen a escribir sus aventuras y hazañas…