jueves, 18 de junio de 2009

Loredo Connection...

Otro día que me despertaba temprano (13:30) tras una noche de trabajo movidita y me hacía algo para comer mientras miraba el parte de olas. Windguru establecia 1,2 metros con vientos del nordeste de 9 nudos. Una llamadita al brother para saber las condiciones reales, me dice que había surfeado un metro a la mañana en Liencres y que estaba entrando mar. Pues nada, mando varios mails a los SUPers cántabros con interesantes preguntas a modo de entrevistas informales que iran apareciendo poco a poco en este blog, y me bajo al garaje a preparar los bartulos para preparme para lo que podría ser mi primera sesión de olas tras mi lesión de abductores.

A eso de las 15:45, me encontraba viendo las olas en el parking pequeño del pueblo, esa zona estaba de medio metro escaso algo tocado de viento; la marea bajando auguraba cerrotones en esa zona. Mirando hacía mi derecha, el primer pico que encontramos es el del antiguo camping situado mas o menos en el final del parking grande, alli habría algo mas de ola pero el pico estaba saturado con unas quince personas. Posteriormente, viene la derecha de la duna grande que rompía bastante bien pero no había nadie surfeandola, ya en la zona de La Curva habría otras quince personas surfeando.

La verdad es que me dije porque no ir a la zona de Loredo, fin de la playa, que estaría resguardado del viento y la marea no le influye tanto a esa zona. Así que cogi el coche y me dirigí a la playa de Los Tranquilos parando previamente en la ECS para dejar un par de licencias federativas. Una vez allí, diviso desde el parking series de medio metro sin nadie en el agua y unos diez chavales en la orilla haciendo estiramientos para comenzar a dar clase. Cojo la tabla y el remo, y tras hacer los estiramientos de rigor, me dirigo remando hasta el pico, unos 350 metros aproximadamente.

El baño divertido a pesar de no haber surfeado en 4 meses, la verdad es que me encontre bastante bien a pesar de varias caidas tontas en el take-off, pero me quedo con un par de hang-fives y tres o cuatro floaters. Después de la sesión de olas y de charlar con Jesús e Irene que estaban surfeando con sus retoños, Raquel y Rubén, me voy hasta la derecha de la isla, ya que rompía una pequeña ola, pero no decido coger ninguna por la cercanía de la rompiente a la seta (roca que esta situada en mitad de la bajada de la ola), así que remadita hasta Los Tranquilos, donde un pescador alucina con mi presencia y me dice que debia ser bonito eso de caminar por las aguas, en plan biblico...

Bueno eso es todo por hoy, a partir de ahora espero poder poneros las aventuras de otros SUPers cántabros o en su defecto alguna entrevista a los susodichos, un saludo, desde SUPCANTABRIA.